Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

El consumo de cemento crece un 10,8% en los cinco primeros meses del año, según Oficemen

El buen comportamiento del consumo en mayo, con un incremento del 15,3%, permitió compensar la leve caída experimentada en abril, el único mes de 2017 que cerró en negativo

Noticia del sector

El consumo de cemento creció un 10,8% en los cinco primeros meses del año, alcanzando los 4.887.751 toneladas, casi medio millón de toneladas más que en el mismo período de 2016, según la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España, Oficemen. De mantenerse este crecimiento a lo largo de 2017, el año se cerraría con un total de 12,3 millones de toneladas, lo que supondría el mejor dato del último lustro.

El buen comportamiento del consumo en mayo, con un crecimiento del 15,3% que elevó el volumen mensual a 1.101.046 de toneladas, permitió compensar la leve caída experimentada en abril, el único mes que cerró en negativo el consumo doméstico en lo que va de año. No obstante, en datos de año móvil -junio 2016-mayo 2017- el crecimiento fue de un 2,2%.

“No podemos negar que aun yendo mal, el sector va un poco mejor”, explicó el pasado lunes el vicepresidente de Oficemen, Isidoro Miranda. “La vivienda está creciendo a un ritmo del 26%, con 13.000 nuevos visados en 2016, y esperamos un nuevo crecimiento del 12% -10.000 visados más- para 2017. Este hecho, unido a un crecimiento algo inferior al 10% en la edificación no residencial, ha permitido que hayamos iniciado el año en valores positivos, una tendencia que tenemos esperanza que se mantenga en 2018 debido al desbloqueo de algunas actuaciones en obra civil ya previstas”, añadió.

A pesar de las buenas cifras, las exportaciones cayeron un 7,6% en los cinco primeros meses del año, situándose en 3.762.911 de toneladas, con una pérdida de más de 300.000 toneladas. “La incertidumbre en los costes eléctricos de producción, que en una industria electrointensiva como la cementera suponen el 30% del total, y que en los últimos meses han aumentado, restando competitividad a nuestra industria frente a países vecinos con mejores precios finales, continua frenando las exportaciones”, indicó Isidoro Miranda.

Una industria cementera competitiva

El Gobierno expresó recientemente su disposición para alcanzar un pacto de estado por la industria, desde la certeza de que apostar por el crecimiento económico y la creación de empleo exige afianzar un sector industrial fuerte y competitivo, capaz de adaptarse al entorno cambiante y globalizado y al reto que supone la economía digital.

En este sentido, Oficemen está trabajando, en cooperación con la Administración, en dos documentos estratégicos enfocados al sector cementero, para su posible incorporación a los respectivos planes nacionales. Uno de ellos es "Crecimienta 2030+", uno de los más avanzados dentro del paquete de planes sectoriales por parte de la industria española. Este documento prevé 10 medidas para revertir la actual situación del sector que pasan por la solución a sus problemas más acuciantes, como el del coste energético.

En paralelo, el sector cementero español está ultimando también su plan de digitalización, pionero de la industria pesada en España, y que se irá implementando en los próximos años.

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ